Demanda

Cada año, mueren entre 63 y 273 millones de tiburones como resultado de la pesca. [1] Es probable que esto se subestime, ya que faltan datos confiables y el número mundial de casos no reportados de pesca ilegal es extremadamente alto. Los tiburones son cazados en todo el mundo, principalmente debido a sus aletas. Estos se comen especialmente en la región asiática como sopa de aleta de tiburón. se le puede cobrar hasta 90 € por esta supuesta delicadeza, que contiene solo unos pocos gramos de aletas. [2] ¡Un negocio lucrativo con enormes márgenes de beneficio a expensas de los tiburones!

Las aletas a menudo se recogen de manera cruel mediante «aleteo». El aleteo significa que las aletas de los tiburones se cortan en el mar mientras el animal aún puede estar vivo. El resto del tiburón es arrojado por la borda porque su carne es casi inútil en comparación con las aletas. Sin aletas, los tiburones se hunden en el lecho marino donde se asfixian, mueren desangrados o son comidos vivos.

Este negocio de aletas de tiburón también se suministra desde Europa.

Desde 2013, la regulación de «Aletas atadas naturalmente» de la Unión Europea prohíbe, sin excepción, el almacenamiento, transbordo y desembarque de todas las aletas de tiburón en aguas de la UE y en todos los barcos de la UE. Las aletas deben permanecer unidas naturalmente a la carcasa cuando el barco se descarga en el puerto. Las aletas pueden separarse del animal y exportarse a Asia.

Solo en 2016, España desembarcó oficialmente 53,000 toneladas de tiburón azul, equivalente a aproximadamente 1,75 millones de animales. [3] A pesar de la creciente amenaza [4], por ejemplo, la captura total de tiburones azules en el Atlántico casi se ha duplicado desde el comienzo del milenio. Además, otras especies de tiburones, algunas de las cuales están en mayor peligro de extinción, como el tiburón mako de aleta corta y el porbeagle, se cazan en Europa.

Esta captura vale la pena casi por completo debido a las aletas. En promedio, cada año se exportan un poco menos de 3.500 toneladas de aletas, con un valor total de alrededor de 52 millones de euros [5]. Como resultado de inspecciones esporádicas de buques pesqueros en el mar, nadie puede decir con certeza cuántas aletas de tiburón todavía se desembarcan ilegalmente en Europa [6].

La situación en el comercio mundial de aletas de tiburón es aún más inquietante. Solo unos pocos países han aprobado una ley de «Aletas atadas naturalmente» (por ejemplo, EE. UU., Canadá, India, Sudáfrica). En muchos países todavía se permite el aleteo. Por lo tanto, todavía hay un gran volumen de aletas en el mercado global, cuyo origen rara vez se puede rastrear. [8] Sin embargo, estos todavía pueden comercializarse legalmente en toda Europa.

El actual Reglamento sobre aletas atadas naturalmente establece: «Los tiburones no son un alimento europeo tradicional, pero son un elemento necesario de los ecosistemas marinos europeos». ¡Es hora de finalmente tomar medidas consistentes en Europa para proteger a los tiburones y nuestros océanos! Por lo tanto, le pedimos que apoye esta oportunidad de extender la legislación en la Unión Europea para proteger nuestros mares.

Apóyanos en  www.stop-finning.eu

[1]    IUCN Shark Specialist Group, Frequently Asked Questions: Sharks, Rays, and chimaeras; https://www.iucnssg.org/faqs.html.
[2]    Kimley, Peter A. Peter, The Biology of Sharks and Rays, 2013, S. 451.
[3]    REGULATION (EU) No 605/2013 OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 12 June 2013.
[4]    Bericht der Knorpelfisch-Arbeitsgruppe des International Council for the Exploration of the Sea (ICES), 2018. Für die Berechnung der Anzahl Tiere wurde ein durchschnittliches Gewicht von etwa 30 Kilogramm pro Blauhai angenommen.
[5]    IUCN Einstufung als “Near Threatened” / “an der Grenze zu bedroht” auf https://www.iucnredlist.org/species/39381/48924261.
[6]    Felix Dent, Shelley Clarke; State of the global market for shark products;FAO FISHERIES AND AQUACULTURE TECHNICAL PAPER 590; Rom 2015; Seite 71ff.
[7]    Beobachterquote auf spanischen Langleinenflotten die im Atlantik Schwertfisch und Blauhai fangen beträgt lediglich 1-3%;  North and South Atlantic swordfish Spanish longline fishery; MSC Public Comment Draft Report, Volume 1; October 2016; Seite 44 pp .
[8]    Einmal vom Körper getrennt, lässt sich kaum noch feststellen, von welchem Tier die Flosse stammt. Ebenso betroffen wie die Haie sind deshalb übrigens auch Rochen: Wainwright, B.J., Ip, Y.C.A., Neo, M.L. et al. Conserv Gene, DNA barcoding of traded shark fins, meat and mobulid gill plates in Singapore uncovers numerous threatened species, 2018.